Inauguración del nuevo centro Vitam’ Parc en Francia

Barcelona, 19.11.2009

 
´´

El 19 de octubre se abrió al público en Neydens (Francia) el centro lúdico-deportivo y de ocio Vitam’Parc, un conjunto de instalaciones deportivas, piscinas y juegos acuáticos, centro termal y de salud, hotel, restaurantes y comercios dedicados a la salud y el bienestar. Promovido por el grupo MIGROS, la arquitectura y el diseño de Vitam’Parc son obra del estudio de arquitectura español L35.

 

Cerca de 50.000 m2 destinados al deporte, al ocio y al bienestar son los que el estudio L35 se ha encargado de proyectar en Neydens (Francia), una localidad a tan sólo 4 km de Suiza, donde el pasado 19 de octubre se inauguró el nuevo centro Vitam’Parc.

La oportunidad para participar en el diseño de este complejo partió de un concurso restringido, donde participaron varios despachos internacionales de arquitectura. La propuesta de diseño de L35 fue la ganadora del concurso organizado por MIGROS”.

Esta inauguración enfatiza la creciente actividad internacional de L35, cuyos objetivos a corto plazo pasan por “desarrollar cada vez más proyectos de diversas tipologías en el extranjero”, tal y como asegura Jos Galán, presidente de la compañía. El despacho, que cuenta con sedes en Barcelona, Madrid, Ginebra y París, tiene actualmente más de 15 proyectos a nivel internacional en marcha, así como también unos 30 proyectos a nivel nacional.

Acerca del proyecto

El proyecto del centro deportivo, acuático y comercial Vitam’Parc desarrolla importantes equipamientos para el deporte (fitness, pistas de squash y de bádminton e incluso un espacio de entrenamiento para la escalada) y múltiples instalaciones acuáticas, con un total de 12 piscinas, interiores y exteriores y 9 toboganes. Incluye además un centro de balneoterapia, un hotel, restaurantes y comercios dedicados a la salud y el bienestar.

Se trata de un proyecto de alta calidad medioambiental, que se puede considerar una referencia emblemática de esta filosofía arquitectónica. De acuerdo con ella, se pretende respetar el paisaje, casi rural, minimizando el impacto ambiental, que es uno de los principales problemas que un proyecto de estas dimensiones podría plantear. L35 ha propuesto una arquitectura cuyos volúmenes integrados queden ocultos bajo sus cubiertas vegetales que ondulan en armonía con los campos que las rodean.