La reflexión colectiva que hemos realizado nos permite explicitar nuestra filosofía en forma de valores:

1- L35 procura el desarrollo humano, profesional y personal de todos sus colaboradores, basado en la libertad y la responsabilidad individual como bases para los demás valores del equipo.

Para ello L35 fomenta la calidad de las relaciones humanas, del ambiente de trabajo y de los medios y recursos necesarios para el ejercicio profesional.

2- L35 concibe la profesión en general y la arquitectura en particular como un servicio a la colectividad.

Para ello, desarrolla una actitud colaboradora y constructiva en el ejercicio de la profesión y en la relación con los demás actores del proceso, colaboradores y clientes, al servicio del usuario final de la arquitectura.

3- L35 concibe la arquitectura como un arte, con un irrenunciable valor de contribución a la cultura.

Para ello persigue la excelencia en el diseño, desde la libertad y la diversidad creativa, el conocimiento constructivo y la innovación tecnológica y mediante el desarrollo de la profesión en equipo incorporando las habilidades y experiencias de todos sus miembros.